OPINIÓN

Para nosotros es muy importante mantener a nuestros clientes con información actualizada y de interés laboral, por lo que en nuestra sección de opinión, le brindamos contenido que esperamos le aporte en su perspectiva sobre los diferentes temas a tratar. 

A todos nuestros clientes

MCP Ronald Artavia Chavarría

Socio Director

Definitivamente hay un antes y después del COVID-19, pandemia mundial que ha hecho que todas nuestras proyecciones, nuestros planes empresariales y personales se modifiquen drásticamente. Los negocios que tenemos o dirigimos también se están viendo afectados en forma importante, lo que hará que para este período 2020, a efectos de preparar información financiera para uso interno y para informar a terceros interesados, sufrirá modificaciones relevantes. Veamos:

 

  • Es necesario revisar y modificar directrices relacionadas con la gestión de riesgos en forma general, posiblemente habrá que tomar consideraciones importantes en relación con los riesgos operativos, de liquidez, de tasas de interés, legales, de crédito entre otros, que tendrán que modificarse e informarse.

  • La evaluación del principio de negocio en marcha será importante no solamente para tomar decisiones sobre el modelo de negocios, sino a efectos de determinar ajustes en algunas partidas de los estados financieros.

  • La perplejidad que una pandemia de esta naturaleza a nivel mundial es generadora de una incertidumbre muy importante, que podría plantear una modificación en el modelo de negocio, así como de criterios específicos relacionados con el deterioro y obsolescencia que pueden afectar los activos y pasivos registrados.

  • Todo este análisis debe enfocarse en función de la correcta aplicación de las Normas Internacionales de Información Financiera aplicable a cada entidad, la revelación adecuada de cada asunto, entre otros.

Es por ello por lo que requerimos que en el corto plazo podamos realizar una sesión de trabajo, sea presencial o virtual a efectos de ir revisando todas las incidencias, repercusiones y efectos que todo esto tendrá sobre los estados financieros de su representada. Así que en breve coordinemos esta actividad a efectos de estar en la misma sintonía.

Aunque nos resistamos a entenderlo, a nivel mundial hay un antes y un después del COVID-19, pandemia mundial que ha modificado nuestra vida en forma general.

 

Esta crisis que hoy vivimos tiene un fuerte impacto en todos los negocios o actividades, posiblemente en unos con más énfasis, impacto que tiene que ver con:

 

·         Modelo de negocio

·         Preparación y presentación de información financiera

·         Planes de desarrollo futuro

·         Gestión de riesgos

·         Negocio en marcha

 

Es importante anticiparse sin esperar que esta crisis efectivamente nos envuelva, de manera que no sea posible tomar decisiones acertadas para nuestras actividades comerciales; no podemos permitir que el negocio sea uno más que desaparezca.

 

En razón de ello R. Artavia & Asociados está en la mejor disposición de realizar una evaluación de su organización con el propósito de que la alta dirección tome las decisiones pertinentes.

 

Contáctenos y con gusto podemos colaborar con ustedes en el establecimiento de un plan de trabajo para mitigar los riesgos más importantes, para replantear en caso necesario su modelo de negocio, para determinar los efectos que deben ser registrados e informados en la información financiera.

Martes 05 de mayo del 2020

La aplicación de la NIIF 9 en los tiempos actuales del COVID-19

Martes 05 de mayo del 2020

MAFF Christian Artavia Chavarría

Socio Gerente

La Norma Internacional de Información Financiera N° 9 (NIIF N° 9 Instrumentos Financieros) rige a partir del 01 de enero del 2018. , la cual en los párrafos 5.5.1 al 5.5.8, indica que se deben reconocer las pérdidas crediticias esperadas con base en el estatus de proyección futura y de morosidad pasada (pagos contractuales con atraso superior a los 30 días), de tal manera que las empresas deben medir la corrección de valor por pérdidas de instrumentos financieros por un importe igual a las pérdidas crediticias esperadas, en el tanto y en el cuanto el riesgo crediticio de dicho instrumento financiero se ha incrementado en forma significativa.


Para ello es preciso hacer evaluaciones con los asesores legales de lo que se puede recuperar, reclasificando las partidas a cobro judicial, y en caso de que no se pueda algún importe, debe obtenerse un documento legal que lo declare, para poder considerar como deducible el gasto por incobrable.


El Consejo Internacional de Contabilidad (IASB) publicó el pasado 27 de marzo de 2020 un documento con inquietudes sobre la aplicación de la NIIF 9 Instrumentos Financieros, durante la actualidad donde impera la incertidumbre económica derivada de la pandemia Coronavirus (Covid-19).


Para el caso que nos ocupa, en la medición de las pérdidas crediticias esperadas (PCE), donde partimos de la obligatoriedad que esta estimación se debe actualizar en cada fecha de presentación de Estados Financieros, para reflejar la actualización de los riesgos crediticios desde el reconocimiento inicial. Es importante que el IASB mencionó que la NIIF 9 se desarrollócon la idea de generar información más prospectiva sobre las pérdidas crediticias, y los cambios que se pueden dar en el riesgo de crédito de las empresas.


Para ello las empresas deben utilizar toda la información razonable y respaldada disponible, sea histórica, actual y futura a 12 meses, para poder determinar la mejor estimación de las perdidas por el plazo de cada instrumento de deuda.
Para la estimación de incobrables basado en PCE, se deben tomar en cuenta las pérdidas incurridas en el pasado y presente, pero principalmente se fundamenta en lo que se espera que suceda en el futuro; de tal manera que se debe tener especial cuidado al grado de riesgo de crédito otorgado, también a las circunstancias en las que se produzca un incremento significativo en el riesgo de crédito y se debe identificar con evidencia objetiva el deterioro.


En resumen, la valoración de la estimación de PCE, se basa en información razonable y fundamentada de los hechos pasados, las condiciones presentes y las previsiones razonables y justificables respecto de las condiciones económicas futuras, por lo que el juicio y las estimaciones a realizar serán importantes.

 

Es importante mencionar que la NIIF 9 no proporciona un enfoque metódico y único para el registro de las pérdidas crediticias esperadas (PCE), y son las empresas las que deben ajustar su modelo de estimación, y sus enfoques de pronosticar cuando se deben reconocer las pérdidas por el plazo del instrumento para reflejar la actualidad de la contabilidad y el riesgo de crédito.

Consideraciones de la Ley N° 9830 + lo que nos ocupa nuestro ingreso a la OCDE + las consecuencias de los problemas transfronterizos para las exportaciones

Martes 18 de mayo del 2020
.

Buenos días estimado cliente y amigo!!

 

Si bien el espíritu de la Ley N° 9830 (Ley de alivio fiscal ante el COVID-19) es conceder a los contribuyentes la posibilidad de diferir el pago de impuestos (IVA, Selectivo de Consumo, de nacionalización y pagos parciales ISR), así como la exoneración del IVA en arrendamientos comerciales; asimismo el Decreto Ejecutivo N° 42271-H (Reglamento a la Ley N° 9830) secunda y amplía dichos beneficios, sin embargo el jueves 23 de abril 2020 se imprime en La Gaceta N° 89 la Resolución DGT-R-09-2020, de tal manera que la Dirección General de Tributación (DGT) detalla los requisitos y procedimientos que los contribuyentes deben seguir para solicitar el aplazamiento o fraccionamiento de sus deudas tributarias.

 

Usted puede revisar la resolución DGT-R-09-2020 en el documento adjunto en formato PDF o bien en el siguiente enlace de la Imprenta Nacional, páginas 34 y 35:

https://www.imprentanacional.go.cr/pub/2020/04/23/COMP_23_04_2020.pdf

El ingreso de Costa Rica a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) como miembro número 38 del “club” tiene pros y contras: lo que en un inicio se resaltó en las primeras planas al final de la segunda administración de Óscar Arias Sánchez y se reforzó en la administración de Laura Chinchilla que comunicó el interés de Costa Rica para convertirse en miembro de la OCDE, es ya una realidad, por lo que los beneficios dependen del provecho que logremos sacar, pero es un hecho las ventajas puntuales claramente identificables: pruebas PISA, evaluaciones macroeconómicas periódicas, acceso a mejores prácticas, mejoramiento en la reputación de Costa Rica en términos generales, especialmente para la atracción de inversión extranjera directa, entre otros. Siempre en nuestro país, es imposible negar la importancia que nuestras exportaciones tienen sobre la economía, por lo que es transcendental monitorear lo que sucede en nuestras fronteras, ya que las exportaciones a Centroamérica, al menos en un porcentaje cercano al 90%, pasa por la frontera norte; esta situación debiera acelerar el proceso para disminuir la dependencia del puesto fronterizo de Peñas Blancas y de alguna manera conectarnos con el resto de Centroamérica por ferry retomando proyectos marítimos interoceánicos, ya que la crisis sociopolítica que se vive en Nicaragua tiene su trayectoria. Esperamos las mejores soluciones al respecto por parte del sector privado y del Gobierno.

Lic. Helam Rodríguez Ramírez

Copyright © 2018          Diseño realizado por Ana Valeria Arroyo Lizano          Soporte técnico Luis Chacón Soto